Cómo filtrar a los alumnos para que la formación in-company funcione

Como bien dijo Platón, “The beginning is the most important part of the work”. En este caso de estudio os presentamos una forma de filtraje a la hora de seleccionar qué empleados deben participar en el proyecto formativo de idiomas de vuestra empresa.

El caso corresponde a EMTISA, una empresa que, debido a su éxito a nivel europeo, debía mejorar el nivel de inglés de sus trabajadores en un período de tiempo relativamente breve. Sin embargo, no todos los empleados tendrían acceso al proyecto formativo y debía realizarse un buen filtraje objetivo que optimizara los recursos económicos. Te explicamos cómo lo hicimos.

Cliente
Estampaciones Metálicas y Transformados Industriales, S.A.U. (EMTISA) fue fundada en 1947 en el centro de Barcelona, nació como una empresa que procesaba y ensamblaba componentes metálicos para diversos sectores. Trasladó sus actividades en 1970 a Sant Andreu de la Barca para convertirse en una compañía industrial dedicada al procesado de piezas metálicas para el sector del automóvil y del vehículo industrial. Los últimos proyectos han afianzado a EMTISA como el primer fabricante español en chasis completos de todo terreno y uno de los principales en Europa.

El Reto
Conseguir que más de 50 empleados llegaran a tener un nivel operativo de inglés
(mínimo B1+, ideal B2+) para tratar con proveedores y clientes en el sector automovilístico. Debido a la urgencia y un presupuesto limitado, era muy importante asegurar que los empleados participantes estuvieran comprometidos al 100% con el proyecto formativo.

La solución
Después de realizar la pre-matrícula con los empleados (test de nivel, análisis de necesidades, etc.), y antes de organizar los grupos finales, el General Manager de Ziggurat, Matthew Ray, dedicó tres mañanas en EMTISA para entrevistar, uno por uno, a todos los potenciales participantes del programa de formación de inglés. El objetivo era saber el nivel de compromiso de cada alumno, y explicarles las “reglas del juego” que se habían pactado entre Ziggurat y EMTISA. Estas reglas eran importantes para garantizar que todos entendieran lo que esperábamos de los alumnos (tanto desde el equipo directivo de EMTISA  como del equipo pedagógico de Ziggurat). Queríamos un mínimo de 75% de asistencia (por motivos pedagógicos y para garantizar el crédito de las bonificaciones de la Fundación Tripartita), esfuerzo semanal para tener contacto con el inglés entre las clases (“deberes”) y participación activa en todas las sesiones presenciales.

De los 54 alumnos entrevistados, 4 decidieron no empezar la formación porque no tenían claro que podían comprometerse. A lo largo del año académico 2013-2014, el número de alumnos iba subiendo (hasta tener 59 en el tercer trimestre). Cada nueva incorporación fue informada de las reglas de juego para garantizar su compromiso.

Resultados
A pesar de estar trabajando con empleados muy ocupados y con una presión bastante alta en ciertos momentos, conseguimos un compromiso importante por parte de los alumnos. El promedio de asistencia para todos los grupos era de casi el 80% durante el primer cuatrimestre (septiembre-diciembre). En el segundo trimestre (enero a marzo), bajó ligeramente, pero en el tercero (abril-junio) subió otra vez y más del 30% de los alumnos tuvieron una asistencia del 100%. Hubo un grupo en el cual todos los alumnos tenían una asistencia del 100%, y otro con un promedio del 97%.

Gracias al compromiso por parte del equipo directivo de EMTISA, llegaron a un nivel de eficiencia importante y el nivel de satisfacción era muy alto.

Testimonios
«Exprésale a todo tu equipo que ha colaborado en este bonito proyecto de desarrollo formativo que deben sentirse orgullosos ya que todos y cada uno de los asistentes a las clases de inglés no solo nos llevamos algo (ya nadie tiene miedo al inglés, hemos concienciado a todos de su importancia y en muchos casos hemos plantado la semilla de la curiosidad para seguir aprendiendo), sino que además hemos hecho una buena labor de creación de equipo y fomento del compañerismo que para mi tiene un valor incalculable, cuyo principal mérito lo han tenido los profesores en su día a día».
-Jaime Milán, Desarrollo de Recursos Humanos

«Soy Jordi Melero de EMTISA; la verdad que el curso ha ido estupendo, creo que he asimilado bastantes conocimientos para no haber utilizado nunca el inglés, ya que como te comenté yo había dado algo de francés pero nada de inglés».
Jordi Melero, alumno

«I’m very happy with the English classes. Iain is a very good teacher. The classes are very didactic and practical. Everybody speaks in English during the class. They are the shortest two hours of the week. The problem is finding time to practice English out of class».
-Pedro Camacho, Director Recursos Humanos y alumno

Use it or Lose it!

use-it-or-lose-it-There is a nice expression in English that means if you don’t practise something, you will probably forget it… Use it or lose it! Nowhere is this truer than when we speak about languages. All Ziggurat students, past and present, know that without regular and consistent practice, it is impossible to improve or even maintain a language.

However, let’s look specifically at the topic of vocabulary, and let’s take English as our example language. We all know that English has more words than most comparable world languages, so it is natural to feel a little frustrated when you have notebooks full of random words but you still feel that you can’t express yourself well because you can’t remember most of them!

In reality, increasing your vocabulary range happens in at least 3 steps, and unfortunately most students don’t get past the first:

  • Step 1: Recognize the word. You’ve seen the word, you more or less understand it in context, but may have doubts about meaning, word syntax (e.g., in the case of a phrasal verb if it is transitive or separable).
  • Step 2: Learn the word. This is what most students aim for. You know this word. You can give the definition, put it in a sentence, etc.
  • Step 3: Use the word. Many students spend hours “learning words”, but they never actually incorporate them into their daily speaking routine.

The question is how can we get to step 3? The key is to be selective. It is impossible to know all the words in the English language. Native speakers don’t know all of them so why should you? Instead, focus on learning vocabulary that will be useful and relevant to your daily life or expressions that you like in your mother tongue and want to use in English.

One way to help you to ultimately use new vocabulary is to create a Word Bank. You could do this by using a notebook and dividing it into different sections or you could use a digital document (e.g., Word or Excel). The important thing is to create categories that are useful for you because the ultimate goal is to have a personalized dictionary.

Let’s look at an example of an intermediate student who is working in sales and needs to increase his work-related vocabulary. Possible categories could be:

  1. Email expressions (when contacting colleagues in Germany)
  2. Technical vocabulary (related to the products he is selling)
  3. Presenting and selling a product (functional language)
  4. Networking and socialising (language for conferences when meeting international colleagues)

As well as writing the translation of each word when necessary, it is important to write a sentence or definition (in the target language) to ensure that you understand the word and know how to use it. A note could also be made, when necessary, about pronunciation.
Here are some examples:

word_bank

This Word Bank can be applied to whatever language you are learning, not just English.

And remember, the goal is to start using a new word or expression a day as opposed to learning one. Use it or lose it!

By Jenny Smedley, Teacher Coordinator

Recomendaciones para aprender francés

¿Estás estudiando francés y buscas más recursos para aprender? Aquí te dejamos algunas sugerencias de Gildas Seité, uno de los profesores de francés de Ziggurat Language Services:

“Voici quelques outils que je peux vous proposer si vous souhaitez pratiquer le français soit à travers Internet ou soit par la lecture, des séries ou des films en français.

Internet possède deux très bons sites sur lesquels je vais très souvent, qui sont le pointdufle.fr et Apprendre le français avec TV5 Monde:

  • Le pointdufle.fr est un site très complet qui propose des activités sur du vocabulaire, des chansons et des vidéos qui vont vous permettre d’assimiler rapidement des bases intéressantes pour progresser en français. Ce site propose aussi des jeux et des mises en situations qui vous permettront de progresser très vite l´oral.

    De plus, lepointdufle.fr possède une partie très importante consacrée à la grammaire avec tous les temps existants en français. Cette partie est composée d’un très grand nombre de fiches de grammaire, d’exercices et de chansons qui feront votre bonheur!

  • En ce qui concerne TV5 Monde, il s’agit d’un site qui propose les mêmes activités que lepointdufle.fr mais qui vous permettra de vous informer de l’actualité francophone dans le monde puisque TV5 Monde est aussi une chaîne de télévision francophone.Pantallazo TV5Monde

En ce qui concerne la lecture, si vous avez le niveau A1, vous pourrez lire ces livres dans la Collection Évasion: Lectures en français facile – Édition Santillana Français.

Voici quelques livres de cette collection :

  • Concert en Bretagne – Cécile Talguen
  • Tempête en montagne – Giovanna Tempesta
  • Dans la maison bleue – Thierry Gallier
  • L’été de tous les dangers – Dominique Renaud
  • Un étrange voisin – Claire Miquel

Et pour finir, vous pouvez bien-sûr vous appuyer sur des séries ou des films pour progresser en français.

Voici quelques séries que je peux recommander :

  • Sous le soleil
  • Plus belle la vie
  • Joséphine, ange gardien
  • Caméra Café (sketchs)

Films:

  • Bienvenus chez les Chtis
  • Intouchable
  • Les visiteurs
  • Le dîner de cons
  • Tanguy
  • Le placard
  • Mon meilleur ami
  • Le prénom
  • Les choristes
  • Les trois frères
  • L´enquête Corse

Ces films sont des comédies très amusantes!

Amusez-vous bien tout en apprenant! “

English-Learning Genetic Defect

Por Matthew Ray, General Manager
Ziggurat Escuela Corporativa de Idiomas

If you try to learn English in a language academy in Spain (or another country), chances are you will be trying for a long time. Even if you do four hours per week from October to June, you will only have about 120 hours of contact in the classroom (assuming you don’t miss any of the classes and there are no cancellations). In other words, unless you work at home between classes, you are only guaranteed 120 hours of contact, which is the equivalent of about one week.

  • One day = 24 hours
  • Sleep = 8 hours
  • 24 – 8 = 16
  • Hours awake = 16 hours (= a real day)
  • 120 / 16 = 7.5 days

So, if you’ve been in and out of English academies for the past ten years and are still lower-intermediate (or worse), don’t worry…you don’t have an English-learning genetic defect, you just haven’t had much contact with the language.

I have never seen a student make considerable progress by ONLY attending class. Unless you are prepared to create contact with English outside of class, you will be trying to learn English for a long time. Why not include a little self-study as part of your English training and stop trying to learn English and just learn it.

No soporto cuando no entiendo al profesor

Por Olga Campoy, Partner & Sales Executive
Ziggurat Escuela Corporativa de Idiomas

Hace unos días alguien me pidió consejo para “de una vez por todas” aprender inglés. Solicitó un plan de formación para varios meses en el cual le pautáramos una combinación de actividades y recursos que se adaptasen a sus necesidades y nivel.

Y nos pusimos manos a la obra: analizamos su nivel, los horarios disponibles, los objetivos que nos planteó y el perfil de profesor/a más adecuado. Cuando le entregamos el plan de formación y lo comentamos, en principio, todo estaba bien: el tipo de actividades, el número de horas, el coste… todo parecía encajar con sus expectativas.

Miedo al profesorado
El caso es que hablando, descubrí que sí había un problema: el profesor o la profesora, a quien todavía no conocía. Fue cuando la persona me dijo: “no soporto que me corrijan, me pongo de los nervios cuando no entiendo lo que me dice el profesor/a de inglés, prefiero escuchar un CD.  Al menos éste no se mete conmigo”.  Cuando las personas me confían cosas, que no siempre aparecen en una primera conversación, es uno de los momentos que más me gustan de mi trabajo. Expresar estas ideas es muy importante para la persona que las declara y, por tanto, para mí. Así la entiendo mejor.

Para superar nuestros miedos, debemos ser conscientes de ellos
Después de la conversación pensando en el “no soporto que me corrijan”me lancé al diccionario para buscar sinónimos de corregir y encontré algunos que me sorprendieron: reprender, amonestar, reñir, increpar, moralizar y censurar. Realmente, el lenguaje tiene un gran poder, un poder que fluye en nuestro inconsciente: a mí tampoco me gusta que me reprendan, que me riñan, que me amonesten, que me increpen, que me den lecciones de moral, que me censuren… Quiero un/a profesional que me enseñe, que me ilustre, que me motive para cambiar, que me ilusione, que me de feedback, que me ayude a mejorar… siempre empezando, yo primero, por poner ilusión y ganas, cumpliendo mi tarea y siendo responsable de la parte que me toca.

Dentro de unos días tendré una sesión de coaching con ésta persona. Estoy visualizando el momento: quiero escucharle activamente y hacerle de espejo para que sea consciente de lo que me dijo. En cuanto lo sea podrá hacerse responsable de la situación y conseguir lo que quiera. Como mínimo cuando no entienda al profesorado no perderá los nervios.

¿Cuánto tiempo necesito para tener un buen nivel de inglés?

Por Olga Campoy, Partner & Sales Executive.
Ziggurat Escuela Corporativa de Idiomas

En la mayoría de visitas, emails o llamadas que recibo la pregunta más frecuente es: ¿Cuánto tiempo necesito para tener un buen nivel de inglés? Todo tipo de profesionales —con diferente perfil, edad y nivel de inglés— quieren saber cuánto tiempo deberán invertir para conseguir un nivel que les satisfaga. Y siempre les doy la misma respuesta: depende sólo de ti.

Hacer del inglés un hábito diario
Para ilustrar este tema voy a poner como ejemplo la historia de uno de nuestros alumnos: un profesional cuyo objetivo era hablar inglés para poder trabajar con colegas y clientes extranjeros. Su nivel de inglés era pre-intermediate y su motivación muy alta, por lo que pensó que era el momento ideal para iniciar un proceso de aprendizaje formal que le abriera más puertas. El inglés era clave para avanzar en su profesión.

Así, nuestro alumno decidió hacer una clase presencial de 1:30 horas por semana. Y en 2 años consiguió su objetivo. Además de las clases, desde el primer momento puso en práctica la máxima de Matthew Ray: dedicar un tiempo diario al inglés. Practicó viendo películas en V.O, leyendo novelas y artículos, trabajando con los materiales pedagógicos aconsejados, redactando y, sobre todo, escuchando emisoras de radio o podcasts. Su mayor dificultad fue la comprensión oral; al principio, le resultaba frustrante, pero más tarde se dio cuenta de que el truco era repetir una y otra vez, sin tirar la toalla. Durante poco más de 2 años, decidió dedicar al inglés 2 horas diarias de autoestudio: de 8 a 9 de la mañana y otra hora al anochecer. Necesitó construir un hábito que le permitiese alcanzar su meta.

Actualmente este alumno está trabajando con otros profesionales extranjeros con los que se comunica en inglés, ha conseguido proyectos internacionales, e incluso está impartiendo algunas clases en inglés en la universidad.

La perseverancia es la clave del éxito
Hace algunos meses leí  el libro Outliers de Malcom Gladwell (traducido en España como Fueras de serie) quien entre otras cosas habla de la “Regla de las 10.000 horas”. Gladwell defiende que ser un fuera de serie requiere mucho tiempo, no es sólo una cuestión de talento. Nos explica como Los Beatles, Mozart o Bill Gates han llegado a ser fueras de serie por todas las horas que dedicaron a la música o, en el caso de Gates, a la programación. Parece que dedicar 10.000 horas en un campo determinado permite que consigas ser un “master” en dicho campo (o sea unas 20 horas a la semana durante 10 años).

Nuestro alumno no tenía el objetivo de convertirse en un “master del inglés”. Su fin era seguir aprendiendo y cosechando éxitos dentro de la profesión que le apasiona. Y tenía claro que el inglés le haría más libre. Está cómodo con su nivel y ahora tiene la capacidad de mejorarlo y mantenerlo para siempre. ¡No ha tenido que llegar a las 10.000 horas de Gladwell, para conseguir lo que se proponía!

10 o 15 minutos al día son suficientes para mejorar
En vez de pensar en el tiempo que tendrás que dedicar al inglés, te animo a pensar en si realmente quieres aprender inglés (cómo te visualizas con el nivel que quieres, qué te va a posibilitar, cómo te vas a sentir…) y si la respuesta es sí, empieza hoy mismo, 10 o 15 minutos.