Más por qué y menos qué

Estos últimos días de noviembre, estoy reviviendo la época de los exámenes de final de trimestre, gracias a mi hijo que está en primero de la ESO.

Viéndole estudiar me doy cuenta de que hay cosas que han cambiado mucho: las nuevas tecnologías le permiten acceder a recursos pedagógicos extras que en nuestro tiempo eran impensables.

Sin embargo, otros aspectos no han cambiado: los profesores siguen estando ahí, como pilar fundamental para guiarnos, interesarse por nuestros progresos, motivarnos y darnos un toque cuando no estamos haciendo lo que deberíamos. Estos profesionales, a veces infravalorados, son cada vez menos “libros con piernas”. Son facilitadores que nos ayudan a ser más críticos y que acabarán convirtiéndose en nuestros entrenadores en el proceso de aprendizaje.

Supongo que como muchos de vosotros, apenas me acuerdo de qué me enseñaron mis mejores profesores, qué metodologías seguían o qué tipos de trabajos me pedían. Me acuerdo de cómo me enseñaron a aprender, de cómo me trataron y de cómo me animaron a dar lo mejor de mí. ¿Y por qué ponían tanto empeño en todo lo que emprendían? Porque amaban su trabajo y creían en el valor de lo que hacían.

Y eso es lo que aprendí de ellos, lo que me mueve cada día para entender qué precisa el otro, escuchándole, preguntándole e interesándome por sus necesidades. Como parte del equipo de Ziggurat, no me obsesiona el qué ofrecemos, me obsesiona el “por qué y el cómo lo ofrecemos” porque es lo que realmente marca la diferencia.

Sabemos que los idiomas son muy valiosos a nivel personal y profesional. Todos podemos aprenderlos con compromiso y perseverancia, con la ayuda de un profesor y con horas de autoestudio. Por eso nos dedicamos a motivar a nuestros alumnos a crear un hábito de estudio diario, por ejemplo a través de la Daily Vitamin, y les animamos a mantener el contacto con el inglés participando en actividades como el Breakfast in English o el Talk About. Queremos que nuestros alumnos nos recuerden por el interés que ponemos en que consigan sus objetivos.

No sé qué recordará mi hijo dentro de unos años. Supongo que olvidará muchos de los conceptos que está estudiando ahora pero lo que seguramente no olvidará es cómo le valoraron y cómo le animaron a crecer y a superarse. 

Me despido dejándoos un vídeo que puede inspiraros a poner más énfasis en el por qué  y menos en el qué:

 

Un comentario en “Más por qué y menos qué

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s