Voy a morirme sin hablar inglés

En este post, queremos rescatar un texto que publicamos en la web de Ziggurat el pasado mes de septiembre y que causó furor entre nuestros seguidores.

El artículo, Voy a morirme sin hablar inglés, cuenta la postura que muchos alumnos adoptan frente al inglés. Una actitud negativa que es muy fácil de cambiar al positivismo si somos conscientes de lo que decimos y de lo que tenemos delante.

A continuación os dejamos el artículo escrito por Olga Campoy:

“Durante los últimos 6 años trabajando en Ziggurat, he tenido la oportunidad de hablar con muchos profesionales de diversos ámbitos y bagajes, todos ellos con un objetivo común: aprender inglés.

Una de las cosas que más me ha impresionado es la negatividad en muchas de las declaraciones que me han hecho durante las entrevistas: “Estoy negado para los idiomas”, “A mi edad ya no hay nada que hacer” (40 años), “Lo he intentado cientos de veces pero no puedo”, “Tengo una mala relación con el inglés”, “El inglés es muy difícil”, etc. La semana pasada alguien me dijo: “Voy a morirme sin hablar inglés y lo necesito”, y desde entonces no se me va de la cabeza. Una excelente profesional que todavía no llega a los 50 con gran capacidad para la comunicación, ¡está tirando la toalla! ¿Con qué finalidad se dice esto a sí misma? ¿De qué le sirve?

Hoy que la esperanza de vida es tan alta, sorprende que una persona inteligente declare algo así. Todos podemos aprender inglés, si es lo que realmente queremos. Para ello deberemos separar hechos de opiniones para vencer las creencias limitantes que nos dominan y que nos impiden aprender. “El inglés es difícil” es una opinión (es difícil respecto a qué, para quién, por qué,…) en cambio “Entender inglés me cuesta” es un hecho que podemos abordar en un proceso de coaching (¿Por qué me ha costado hasta ahora?, ¿Qué he hecho para no obtener los resultados deseados?, ¿He trabajado el tema con rigor o simplemente no lo he intentado?)

El lenguaje es acción, no solo descripción. Todo lo que nos decimos a nosotros mismos o declaramos en público genera una realidad y esa realidad puede ser bien distinta dependiendo de las palabras que utilicemos. No es lo mismo decir  “Me voy a morir sin hablar inglés” que “Quiero hablar inglés antes de morir”. Si me imagino, si me visualizo en las dos situaciones, desde hoy mismo transformaré la realidad. Con la primera afirmación tiraré la toalla a la primera de cambio porque, total, se que moriré sin conseguirlo y en cambio con la segunda buscaré los medios necesarios (p.ej. profesionales que me ayuden), crearé un plan de acción realista y priorizaré el tema porque sé que no tengo tiempo que perder y que la constancia será mi triunfo.

Un buen momento para iniciar un proceso de Coaching
Os invito a concertar una sesión de coaching si os sentís identificados con las afirmaciones anteriores y queréis aprender inglés.  O si lo que queréis es mejorar vuestras relaciones laborales, cambiar de trabajo, montar vuestra propia empresa, etc. os ofrezco una primera sesión sin coste para que podáis ver los extraordinarios beneficios que podéis obtener. Vale la pena quitarse las gafas que todos llevamos puestas y ponernos otras para ver las cosas desde otra perspectiva.

Espero vuestras preguntas, comentarios y peticiones de reserva. Podéis enviármelos a través de coaching@ziggurat.es.

Os contestaré encantada.
Un cordial saludo, Olga Campoy

2 comentarios en “Voy a morirme sin hablar inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s